Juegodeajedrez Opt

Más allá del resultado

Más allá del Resultado

Existe un gran enemigo en el ajedrez, que nos imposibilita muchas veces desplegar nuestra más alta capacidad, nuestros niveles de concentración mas óptimos… ese enemigo es el temor al “resultado.”

El estar pendientes del ganar o perder hace que nos expongamos a un estado de vulnerabilidad, ya que no depende de nosotros solos, debido a que innumerables variables pueden afectarnos y eso nos hace más indefensos.

Cuando un jugador llega a niveles máximos de confianza, el resultado deja de afectarle por que se ubica más allá de él.

Confía en la propia capacidad de realizar un juego con el cual se quede satisfecho consigo mismo.

Es más fácil actuar cuando todo sale bien, pero, la diferencia entre los diversos niveles de ajedrecistas (mas allá de las horas de estudio y la experiencia en torneos) la realizan los que saben tomar decisiones cuando la partida se complicaComo actuar ante el error, y frente a la presión, es lo que diferencia a unos de otros.

Y esto va mas allá del estudio ya que se relaciona con la historia de vida de cada uno y cuan fortalecido ha salido de tolerar las frustraciones que la vida le ha impuesto…

Quienes pueden tolerar los fallos, buscando en ellos la parte positiva donde aprender y seguir adelante, seguramente han construido una mente muy fuerte que perseverara hasta el final.

Cuando jugamos una partida de ajedrez mantenemos un estado de “tensión” mental, el jugador que sostenga una mayor estabilidad dentro de la tensión será quien seguramente se termine imponiendo, ya que conseguirá superar el quiebre mental del compañero favoreciendo en él la aparición de errores.

Cuando el jugador de ajedrez se encuentra en situaciones de pérdida de material o de inferioridad evidente de su posición se encuentra en uno de los momentos psicológicos más conflictivos dentro de la partida debido al difícil manejo de la situación. El modo en que el jugador resuelva esta situación, hablará de su capacidad del manejo del error.

Si su hunde en el enfado o en la angustia se confirmará que estaba centrado en el resultado, en cambio si despliegan perseverancia, se abrirá a posibles opciones que puedan determinar futuras ventajas que las próximas jugadas pueden darle y así disfrutar de un buen ajedrez.

Para finalizar me gustaría comentar una anécdota que ocurrió en el torneo abierto de Mar del Plata, en Argentina, hace ya varios años…

Jugaba mi padre con la Sra. del jugador Alemán-Argentino Francisco Benko y al finalizar ella pierde la partida y exclama…”que hermoso que es perder!! ”Mi padre la mira sorprendido (por lo cual siempre lo cuenta) y le pregunta por qué dice eso, y ella agrega…” porque es la mejor forma de aprender, ya que me permite revisar la partida y ver cuál fue el error… si siempre ganara eso no sería posible…”

Lic.María Enriqueta Granero Duarte

Deje un comentario