Problemas de los peones colgantes en la Nimzoindia

Problemas de los peones colgantes en la Nimzoindia

 

Parece que vivimos en un mundo en donde todo lo que es teoría en ajedrez, pasa por el último torneo, pero, sinceramente lo que se ve es mucha preparación y novedades, pero que dejan un poco la boca abierta a quién lo mira, sin entender hacia donde se dirige, las mentes de silicio, parecen dominar a las mentes humanas y estamos más preocupados en pensar como los programas que como lo ha hecho el ser humano desde hace miles de años, los corredores en utilizar elementos para poder hacerlo más rápido, ver dónde está el límite de lo humano y dejando de lado al hombre de una cultura amplia por la especialización en una cosa, y en una carrera, hacia un lugar en donde no se sabe, tampoco donde queremos llegar, en medio de toda esta locura que significa una época revuelta en donde tenemos que parar un poco la pelota y mirar que pasa alrededor, rescatamos ideas y partidas en las que el pensamiento humano, comprende las posiciones y transforma las debilidades con gran maestría, o con la armonía de lo clásico,  los errores están siempre pero son nuestros, y las partidas tienen un virtuosismo, marcado por las sensaciones, los miedos, y lo real de lo cotidiano que es lo que construye el arte.

Hoy nos detendremos en lo que para los Silicianos” constituiría la época oscura del pre-houdini o Stockfisch o Fritz, y se nos pondrían delante cerrando los ojos y diciendo que no es cierto…pero la realidad es que es tanto lo que se puede sacar del pasado como lo que empezamos a sacar de este presente, tan interesante si se construye con la cultura de la historia, que hasta se puede comprender.

El jugador de blancas no necesita para el jugador de ajedrez, con algunas canas, ser presentado, Artur Jusupow,  fue y es un gran jugador, pero sin duda un purista del estilo clásico, un jugador que comprende las posiciones y si los resultados actuales, pueden no estar a la altura de sus conocimientos son mas marcados, por tal vez, esa sensación de no tener ganas de salir a luchar todos los días por el punto  para demostrar a los demás algo, ya que él se ha demostrado a si mismo todo lo que debía demostrarse, como pasa con muchos de los jugadores que hoy a pesar de su fuerza, no compiten, pero siempre sus comentarios son bienvenidos por la enseñanza que encierran.

Artur Jusupow

Artur Jusupow

En esta partida veremos una lección de estrategia, claridad de planes e ideas, sin duda para el que guste del buen ajedrez, tendrá para disfrutar y aprender, de qué manera aprovechar los pequeños problemas y las dificultades de las estructuras con debilidades permanentes, una lección de ajedrez.

…………………..

 

  1. Juan VicenteJuan Vicente07-12-2013

    Muy interesante el sitio. Adelante para la mayor difusiòn del ajedrez

Deje un comentario